Duerme como bebé

Las 3 posturas que necesitas para dormir mejor


Vivimos en un mundo rodeado de estímulos, siempre con prisas y pendientes del celular. La mayoría de nosotros lo último que hace antes de dormir es checar el celular o ver una película. Además de que nos acostamos en la cama inquietos y con millones de pensamientos dando vueltas en nuestra cabeza.


"Se estima que de un 10 a un 15 % de la población adulta padece insomnio crónico y que un 25 a 35 % ha sufrido un insomnio ocasional o transitorio en situaciones estresantes."

Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica. Clínica Universitaria de Navarra.


Yo personalmente, viví temporadas de insomnio muy feas, en las cuales me podía tardar 3 horas en poder dormir un poco, para volver a despertar a los 40 minutos con el mismo problema. Fue entonces cuando decidí probar cosas nuevas que me ayudarán a dormir mejor y evitar esas noches de insomnio.



Tips generales para dormir mejor


Ojalá existiera una receta mágica que nos funcionara a todos por igual para poder dormir. Lamentablemente eso no existe, pero lo que sí te puedo compartir son los tips que me han ayudado a mi a tener un sueño envidiable de entre 7 a 8 horas diarias y amanecer renovada.


Lo primero que hice fue eliminar cualquier bebida con cafeína o alcohol 4 horas antes de dormir. Al final, estas bebidas son estimulantes y a la hora de dormir buscamos relajarnos, no permanecer activos. En su lugar, empecé a tomar infusiones de té o un tradicional chocolate caliente. (Porque recuerda que hasta el café descafeinado contiene un poco de cafeína).


Después cambie mi celular por un buen libro. Claro que sigo utilizando mi celular un rato por la noche, pero le pongo un límite de tiempo, lo dejo a un lado y empiezo a leer. Esto me ayuda a que mi mente se vaya relajando, que mis ojos descansen de la luz que emiten los celulares, televisiones y tabletas y pueda dormir mejor. Y me pongo pequeñas metas para leer, ya sea desde 10 páginas o hasta 1 capitulo, pero después de llegar a eso, cierro el libro y empiezo a descansar.


Y por último, una de las que más me ha ayudado, es antes de meterme a la cama, hacer algunas posturas que relajen mi cuerpo. Muchas veces llegamos apurados o alterados a la cama y pasamos horas dando vueltas sin poder relajar el cuerpo. El incluir estas posturas antes de dormir me ha ayudado a soltar cualquier tensión o preocupación antes de acostarme. Hoy te comparto 3 de mis favoritas para que las puedas incluir en tu rutina nocturna.

#1: Balasana - postura del niño

#2: Viparita karani - variación de la vela

#3 Paschimottanasana - la pinza


 

#1: Balasana - postura del niño