"Por tú salud"

Esta y otras excusas de la gordofobia, con Ana Belén Alonso


No sé ustedes, pero yo, Pau, una mujer de 26 años, me he enfrentado durante toda mi vida a críticas sobre mi cuerpo y peso. Tanto que por años se quedó grabado en mi cabeza que mi verdadero valor se media por el número en una báscula o la talla de mis jeans.


"A nivel nacional, el 20.2 % de la población de 18 años o más declaró haber sido discriminada en el año 2017. Los motivos principales fueron por la forma de vestir o el arreglo personal, el peso o estatura, la edad y las creencias religiosas."

Dato obtenido de la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2017


Somos millones de mujeres (e incluso hombres) quienes día a día nos miramos al espejo con odio, dejamos de comer eso que tanto nos gusta por miedo a subir de peso o simplemente escondemos nuestro cuerpo debajo de ropa amplia para que no se noten esos "gorditos".

A pesar de que nuestro problema es muy válido y preocupante, la realidad es que muchas tenemos un cuerpo privilegiado que no está nada lejos de lo socialmente aceptado o de los estándares de belleza y medidas del mundo (especialmente los de México).


¿Cuál es tu primera reacción cuando alguien te dice que estás gorda? Probablemente te haga sentir mal o te ofenda. La realidad es que la palabra "gorda", o sus miles de expresiones, no son nada más que una cualidad física como cualquier otra (la estatura, color de ojos, color de pelo...), pero el hecho de que sea utilizado como un insulto es lo que afecta tanto. Realmente no sé en qué momento se le ocurrió a la sociedad que estar gorda es algo malo y que, si quieres ser educado o apropiado, nunca debes usar esta palabra para referirte a una persona. Aunque soy fiel creedora de que nadie tiene el derecho de hablar sobre el cuerpo o apariencia física de otra persona, primero debemos desmentir y eliminar estas ideas que el mundo ha metido en nuestra cabeza.


"En mi casa yo siempre era la que subía fácilmente de peso y desde prepa fue un mega problema ver mi cuerpo."

Mensaje anónimo de una mujer por IG


Pensemos en un bebé, mientras más gordito más tierno, ¿verdad? Lo primero que se te viene a la cabeza no es "¡ay, que horrible, ese bebé esta gordo!” Los dobleces de su piel hasta representan que está comiendo correctamente y es un bebé sano. Pero luego crecemos y las cosas cambian. ¿Recuerdas el momento en el que el número en la báscula empezó a importar? ¿O en el cual la talla de tus jeans se volvió relevante?


Tristemente, vivimos en una sociedad donde los cuerpos gordos son cuerpos equivocados en moral, estética y salud. Y aunque unos cuantos "kilitos de más" son suficientes para sufrir críticas y comentarios, existen personas que se enfrentan diario a una discriminación mucho más fuerte.


¿Estar flaco o “fit” es un indicador de estar saludable?
No, porque el peso y la imagen corporal no son los únicos indicadores de salud. Además de que es importante fijarnos en la persona completa, considerando factores como indicadores bioquímicos, síntomas generales, la relación con la comida y con el ejercicio, y la imagen corporal, por mencionar algunos. No podemos generalizar.
Nutrióloga Ana Belén Alonso


¿Qué es la gordofobia?


"La gordofobia es el odio, rechazo y violencia que sufren las personas gordas por el hecho de ser gordas."

Guía gordofobica del Instituto Canario de Igualda