Más que sólo ejercicio

¿Qué es realmente la práctica de yoga?


Creo que todos hemos escuchado que la práctica de yoga tiene muchísimos beneficios para nosotros, pero ¿realmente sabemos a qué se debe esto? El día de hoy, les junté cuatro historias: tres de maestras increíbles que admiro mucho y cuyas clases son muy distintas, y, por supuesto, la mía. Con esto, tengo la esperanza de plasmar el mundo infinito de posibilidades y beneficios que tiene el yoga de la forma más sencilla posible.



Hace casi 9 años empecé mi práctica de yoga. En ese entonces tenía apenas 17 años y tuve la suerte de estar en dos grupos: uno lleno de señoras mayores a 40 años y otro con puras niñas de 14 años. Como te imaginarás, mi práctica en cada grupo era completamente diferente; en un grupo eran puro silencio y seriedad, mientras que en el otro eran puras risas y susurros. Cada grupo estaba ahí por una razón diferente: las señoras entendían la práctica tanto física como mental y espiritual, mientras que las niñas estaban ahí por diversión, por pasar un tiempo con sus amigas. En mi caso, yo estaba ahí por el ejercicio (o al menos esa era la razón consciente). 

Si algo he aprendido estos años, es que es bastante raro escuchar que alguien empezó su práctica de yoga antes de los 20 años. ¿Por qué? La práctica de yoga es maravillosa, pero seamos honestas, a tus 17 años lo que realmente te importa es estar "fit" y tener ese "cuerpo perfecto", y el yoga tiene miles de beneficios, pero "tonificarte" en segundos y bajar de peso no es uno de ellos. Es por eso que las pocas personas que practican yoga frecuentemente a sus 20 prefieren prácticas intensas y movidas como un Vinyasa, Ashtanga o Rocket, mientras que las personas más grandes son más que felices con prácticas tranquilas como Hatha o Kundalini.


“Considero que a muchos les llama más la atención una práctica de asanas intensas como el rocket porque las imágenes que recibes son personas súper fuertes, actividad física intensa y el estereotipo de yoga de personas delgadas, fit y mega flexibles. Aquí, en esta intensidad, sientes el cambio y el trabajo en los músculos tan pronto terminas de practicar, por lo que se percibe ‘el resultado inmediato’.”

Karerina Cámara. Maestra certificada en Ashtanga,

Vinyasa, meditación, Yoga Nidra y Rocket L1


¿Estoy mal si prefiero prácticas intensas y demandantes? En mi opinión, ¡por supuesto que no! Sería muy hipócrita de nuestra parte (como maestros) pensar que todos deben empezar su práctica sabiendo que el yoga trabaja el cuerpo, mente y alma, especialmente cuando muchos de nosotros empezamos por la parte física.



La parte física del yoga


Sí, el yoga es una práctica ancestral que trabaja la mente, alma y espíritu, pero, en occidente, la practica llamó la atención por las posturas físicas (asanas) y todos los beneficios que pueden tener en tu cuerpo. Cada postura trabaja una parte diferente del cuerpo, retándolo a mantener la postura o siquiera llegar a ella.


¿Voy a ver cambios físicos si practico yoga? Lo más probable es que sí, pero no solamente los estéticos que se imaginan. Las posturas nos ayudan a alinear y balancear nuestro cuerpo, son la combinación perfecta entre la flexibilidad y fuerza necesaria para tener un cuerpo sano por años. (Checa la siguiente tabla para conocer más beneficios físicos).