Conecta con cada movimiento

La importancia de una buena alineación, con Vivian Huerta


Si has practicado algún tipo de ejercicio con un entrenador certificado, seguro te ha tocado que esté de intenso con la alineación de tu postura, recordándote a cada rato cosas que suenan muy obvias y que en tu mente estás haciendo correctamente. Sé que puede ser muy desesperante, especialmente cuando no entiendes la indicación o cuando el ejercicio es extremadamente retador por si solo. Ésto era algo que a mí me sacaba de quicio, especialmente porque muchas veces el coach insistía en la misma alineación toda la clase, cosa que no entendí hasta que tomé mi primera certificación para volverme maestra de yoga. Por eso hoy te quiero compartir por qué los entrenadores insistimos tanto en la alineación de tu cuerpo.


Vivimos en una sociedad llena de estímulos. Queremos todo rápido, cosa que también aplica en el ejercicio, especialmente cuando queremos resultados exprés. Nos desconectamos completamente de nuestro cuerpo, mente y alma para llenar todas la expectativas que la sociedad nos exige, como: bajar de peso, tener un cuerpo marcado o vivir una vida "fit". Ésto aunado, muchas veces, con la falta de ética o atención de las personas que apoyan nuestro entrenamiento, ha vuelto a las lesiones en el ejercicio muy comunes, a tal grado que ya las normalizamos.


Hace algunos años, empecé a ir al gimnasio. Buscaba aumentar mi masa muscular y unas idas al gym prometían acercarme a mi objetivo. No tenía idea de cómo funcionaba, la verdad es que sólo había entrado a un gimnasio para subirme a la elíptica o a la caminadora (porque claro, es el ejercicio que creemos nos va a llevar al "cuerpo ideal"). Ingenuamente, me asesoré de dos amigos que, aunque se la pasaban en el gimnasio, por supuesto que no estaban certificados para enseñarme a mí. Estuve algunos meses peleándome con las máquinas, haciendo la misma y única rutina que ellos me habían enseñado. Sin embargo, en vez de aumentar mi masa muscular como lo quería, terminé con una lesión en la espalda baja que hasta la fecha me molesta a veces. Todo por no asesorarme con las personas indicadas.

Años después empecé a practicar yoga (completamente desconectada de mi cuerpo). Ya había practicado en años anteriores, pero nunca tan seguido como lo empecé a hacer en ese tiempo. Siempre he sido una persona flexible y activa, por lo cual yo pensaba que podía hacer todas las posturas que me enseñaran, especialmente los arcos (flexiones profundas de espalda). La fuerza en mi cuerpo era mínima, pero era tan flexible que ¿por qué no iba a lograrlo?

Recuerdo que una maestra en específico se dio cuenta de esto y no me dejaba hacer ningún arco en su clase, pero yo, como buen ser humano sin propiocepción, era necia y lo intentaba de todas formas. Después de cada clase de arcos terminaba con un dolor inmenso en la espalda baja (justo donde me había lesionado años atrás), pero realmente no le ponía atención porque en mi mente no tenía nada que ver con los arcos. Fue hasta que me certifiqué como maestra de yoga que entendí todo el daño que le estaba haciendo a mi cuerpo y cómo mi falta de fuerza y consciencia corporal estaban agravando la lesión.

Por mi propia experiencia practicando yoga y dando clases, me di cuenta de la poca importancia que le damos a la alineación. Queremos bajar de peso, marcarnos rápido o simplemente lucirnos en la clase, lo cual deja la postura en segundo plano.


Desde entonces me he enfocado completamente en que, en mis clases, la alineación sea lo principal. He llegado a la conclusión de que no me importa si ésto es más retador para mí como maestra o si llego a perder clientes por ello.



Cuida a tu cuerpo


Antes pensaba que el yoga era de las pocas prácticas que realmente se centraba en una buena alineación, pero luego conocí a Vivian, una entrenadora personal igual de apasionada por el fitness y por cuidar a sus alumnos que yo. Por eso, decidí entrevistarla para comparar su punto de vista desde una disciplina tan distinta a la mía.


¿Por qué crees que es importante la alienación en el ejercicio?
Antes pensaba que el yoga era de las pocas prácticas que realmente se centraba en una buena alineación, pero luego conocí a Vivian, una entrenadora personal igual de apasionada por el fitness y por cuidar a sus alumnos que yo. Por eso, decidí entrevistarla para comparar su punto de vista desde una disciplina tan distinta a la mía.
-Vivian Huerta, personal trainer

Algo que me fascina del yoga y el barre es que son ejercicios de bajo impacto y aptos para todos (con sus variaciones correspondientes). Por eso creo que la buena ejecución de las posturas es clave para poder hacer ejercicio a tus veinte años o a tus setenta.