Más que solo un cuerpo

Lo que hay detrás de las inseguridades


"Uno de cada cinco adultos dicen que las imágenes en redes sociales les han causado inseguridades sobre su imagen corporal".



Hoy quiero hablar con ustedes sobre un tema que me mueve muchísimo, especialmente porque es algo con lo que yo misma he batallado por 26 años y aún no encuentro la solución al problema.


Todo empezó unos cuantos días atrás. La semana pasada, días antes de nuestro puente del fin de semana, me encontraba platicando con una persona que quiero y admiro mucho sobre sus planes (llamemos a esta persona Clara):



Mientras estábamos cenando y platicando de la semana, Clara, con cara de angustia, me empezó a contar sus planes para el fin de semana.
-Me voy a ir a casa de unos amigos a pasar el fin de semana, va a haber alberca y van muchas amigas.
Yo moría de envidia por dentro. Me hubiera encantado estar en su situación, con el plan de ir a disfrutar un fin de semana así. Pero su cara decía todo lo contario a lo que yo estaba pensando y realmente no entendía por qué.


“Uno de cada 5 adultos han sentido pena por su cuerpo."

- Mental Health Foundation 2019



Si eres una de esas personas que han sentido pena por su cuerpo, puedes entender a la perfección lo que Clara estaba sintiendo; si como yo, has tenido la posibilidad y fortuna de sanar con el tiempo, probablemente te quedaste tan desconcertada como yo. Sin embargo, esta no es la única estadística que aplica para Clara, pues ella es aún más vulnerable que nosotras, encontrándose en plena adolescencia. La estadística que más aplica para ella es que el "37 % de los adolescentes se sienten incómodos y el 31 % se sienten avergonzados con relación a su cuerpo".


¿Recuerdas tu adolescencia? ¿Cómo era la relación que tenías con tu cuerpo en ese entonces? Gracias a Clara, pude recordar que a su edad mi relación con mi cuerpo no era la mejor y lo que ella me estaba contando no sonaba raro para nada. Yo misma me enfrente a esos problemas varias veces y, en ocasiones, dejé de disfrutar varios momentos por mis inseguridades. Lo que es aún peor, analizándolo un poco más, me di cuenta que aún a mis 26 años, sigo sintiéndome ansiosa a ratos por cómo se ve mi cuerpo.


Tras mi reflexión, cuando pude entender su situación y ponerme en sus zapatos, estaba lista para decirle algo. 
-Hablé con un amigo y me dijo que no entiende mis inseguridades, que soy muy bonita y estoy perfecta tal y como soy- dijo Clara antes de que yo pudiera decir algo. -Es que no me entiende, las otras niñas tienen cuerpos perfectos, chiquitos, y el mío se ve diferente a las niñas de mi edad y no me gusta.
Se me rompió por completo el corazón. Recordé todas las veces que me comparé con otras niñas que a mi percepción eran mucho mejores y por ende, más valiosas que yo.

No, no es que haya algo mal con nosotras, de hecho, sentirse ansiosa o deprimida por cómo te ves es muy común. "Más de 1/3 de los adultos se han sentido ansiosos o deprimidos debido a preocupaciones sobre su imagen corporal". Pero que sea común no significa que esté bien o d